09/07/2011

Hola. Somos Indiescabreados, 50% indies 51% cabreados, y quizás nos recuerden de famosas trifulcas con Lori Meyers, Catpeople, Crystal Fighters, Odio París o de peloteo […]

Hola. Somos Indiescabreados, 50% indies 51% cabreados, y quizás nos recuerden de famosas trifulcas con Lori Meyers, Catpeople, Crystal Fighters, Odio París o de peloteo excesivo con Guille Mostaza. Puede que os preguntéis que hacemos aquí, en Indiespot. El caso es que este blog necesitaba un cambio de rumbo, un cambio de “crónica de concierto, crónica de álbum, peloteo a tal festival” y vuelta a empezar. Y aquí entramos nosotros. Indiespot había pensado en nosotros y nosotros no habíamos pensado en Indiespot nunca. Las negociaciones las hemos llevado nosotros mismos por nuestra parte, y los representantes de Indiespot por la otra. Nos invitaron a sus oficinas, en un palacete del siglo XIX en Pedralbes. Nos enseñaron su colección de rarezas, como un mechón de pelo de Joe Crepúsculo, la entrada de The Who para el Palau Sant Jordi o un pase VIP de un concierto de Ellos. En un arrebato de confianza incluso reconocieron traducciones directas de artículos de Pitchfork haciéndolas colar como suyos. Nos abrieron su corazón, vaya, como ha de ser al inicio de una estrecha colaboración. Tras blandas negociaciones, llegamos a un acuerdo económico con acreditaciones a festivales incluidas en el contrato y sin cláusula de rescisión*. A cambio, hemos aceptado escribir en minúsculas independientemente del nivel de cabreo.

¿Se podría decir que somos los salvadores de Indiespot? Pues sí.

¿Se puede decir que nos hemos vendido? Pues también. Pero como todo grupo indie, hay un momento en el que te tienes que vender (¿eh, Lori Meyers?).

¿Qué diferencias va a haber entre nuestro twitter y el blog? La extensión, y por lo tanto el tamaño del cabreo.

Así que de vez en cuando y cuando nos dejen, hablaremos de los temas indies más polémicos y actuales, de los grupos indies y pseudo-indies, y de los festivales o festivaluchos que crecen por la geografía española como setas venenosas. Ésta es nuestra carta de presentación. Quizá hemos sido un poco suaves hoy, pero queremos escribir nuestro segundo (y probablemente censurado) artículo, en el que cubriremos como enviados especiales para Indiespot el festival Les Déferlantes D’Argeles Sur Mer. Seguiremos incordiando…

*Todo se puede hablar, Rockdelux.

Publicidad
Publicidad