20/11/2009

Con la noticia de la casi segura presencia de Panda Bear y la probable de Animal Collective en el Primavera Sound 2010 todavía nublándonos la […]

Con la noticia de la casi segura presencia de Panda Bear y la probable de Animal Collective en el Primavera Sound 2010 todavía nublándonos la mente nos vemos obligados a seguir hablando del festival al que tanto alabamos (y del que no recibimos ninguna retribución, dicho sea de paso). En esta ocasión debido a un nuevo ejercicio de interactividad (concepto que ya habíamos comentado alguna vez por aquí) por parte de la organización tan interesante para los seguidores como poco habitual en un evento de estas dimensiones: contar en qué punto se encuentran y cómo avanzan las negociaciones con los artistas. Que nadie se piense, sin embargo, que Gabi Ruiz y compañía se han vuelto locos y van a dejarnos meter la nariz en todo lo que hacen. Ni por asomo. Esta novedosa política aperturista “solamente” atañe a los veinte grupos más votados de aquella encuesta que se hizo entre los usuarios del foro del Primavera para ver qué grupos que ya hayan tocado en el festival deberían volver con motivo del décimo aniversario del mismo. Acuerdos prácticamente cerrados, ofertas sobre la mesa, incompatibilidades con las fechas del festival, reuniones imposibles… dentro les hacemos un resumen de parte de lo que se cuece en las oficinas del Primavera Sound. Sin duda una buena oportunidad para hacernos una pequeña idea de cómo puede ser la última semana de mayo del próximo año en el Parc del Fòrum. Hay chicha, así que yo de ustedes no me lo perdería.

Los ya confirmados
Una muestra más que evidente del buen trabajo hecho hasta ahora es que el grupo que más votos recibió, Pixies, ya está en el saco, y que Animal Collective, el segundo, está a punto de caer (la lista del 24 de noviembre dirá si los indicios son buenos o si, por el contrario, hemos metido la pata hasta el fondo). Pavement y Panda Bear no cuentan porque será la primera vez que vienen, pero nos hacen tanta o más ilusión.

Los que seguramente vendrán
O aquellas bandas que, a juzgar por las palabras del señor Ruiz, están a punto de caramelo o lo estarán en un futuro no muy lejano. Abren fuego Belle And Sebastian, que tras cuatro años sin sacar disco tienen previsto dar conciertos en 2010. Al parecer ya tienen una oferta, así que todo encaja bastante bien. Pese a quedar en el puesto 19, los veteranos Wire son la primera banda que entraría si alguna de las diez con posibilidades reales de estar en el festival dijera que no. Ya les han tanteado y estarían encantados de venir. La lógica dice que habrá alguna baja, por lo que pese a su reciente gira española seguramente estarán. Wilco no debían estar previstos, pero ponerles justo antes de Pixies como en 2004 tira y mucho. La gira que harán en verano y las buenas relaciones con su agente hacen que esté cantado. El notable There Is No Enemy, la consecuente gira y el “creo que saldrá” de Gabi otorgan a Built To Spill numerosas papeletas para repetir la actuación de 2007 en el ATP. Lo mismo que The Fall, cuya operación se califica de “sencilla” y podrían ir al mismo escenario que Pavement.

Belle and Sebastian

Las incógnitas
Han tocado tres veces en las últimas cuatro ediciones, cifra que podría aumentar si Shellac deciden no marear mucho la perdiz. En principio querían volver, pero se ve que desde hace algunas semanas que no dan señales de vida. Lo de los nipones psicodélicos Boredoms es más un problema logístico y económico que otra cosa. Hay predisposición, aunque piden hacer su show con nueve baterías y en el Auditori, lo que puede costar una pasta gansa además de generar retrasos importantes. PJ Harvey y Lisabö están en un período de reflexión aunque la esperanza no está perdida. En el caso de la primera aún no tiene decidido si va a hacer algo y cómo lo va a hacer (todo apunta a que sería ella sola), de modo que la organización se plantea si vale la pena ofrecerle un dineral o es mejor esperar. Los vascos tienen más opciones puesto que han prometido estudiar la propuesta, y la intuición de Gabi dice que acabarán aceptando.

Los que difícilmente vendrán
Un número excesivo de cabezas de cartel podría dejar fuera a Portishead, aunque en mi humilde opinión los de Bristol siempre deberían estar (con más motivo después de las dos brillantes actuaciones que firmaron en 2008). Seguramente se esperará a que haya alguna baja, pero para aquél entonces quizá ya les haya contratado otro festival. En cualquier caso la idea sería que repitieran su concierto del Auditori (¡por favor!) con preferencia para los que antes compraron su abono. Battles dijeron hace un par de meses que no planean girar por Europa, así que se antoja difícil volver a ver su soberbio math-rock en esta edición. Sin embargo, la organización promete “mostrar todo nuestro encanto” para convencerles. Su gira española poco antes de finales de mayo hace improbable que Yo La Tengo repitan este año, aunque no se descarta la opción del side project Condo Fucks. Veremos. En el caso de Sonic Youth, todo juega en su contra: la organizació asegura que “no hay espacio en los escenarios grandes”, son unos asiduos del festival y no consta que vayan a hacer nada en 2010. Queda el recurso de que Thurston Moore o Kim Gordon toquen en solitario, pero vaya… Mogwai también están más fuera que dentro, ya que computan como cabeza de cartel y de esos se ve que ya hay nueve (el número máximo que se autoimpone el Primavera). Mejor nos olvidamos de ellos, entonces.

Arcade Fire no vendrán

Los descartados
Las causas perdidas, los “otra vez será”, las cinco bandas que no vamos ni a oler y por las que más de uno hubiera matado. En primer lugar tenemos la gran decepción, Arcade Fire, que por esas fechas estarán acabando su tercer álbum y preparando una gira que en teoría arrancará en junio. Todos los rumores apuntaban a que serían unos de los cabezones, pero Gabi ya ha dicho que la operación es “totalmente imposible”. Tres cuartos de los mismo para LCD Soundsystem, cuyo nuevo trabajo hará que a finales de mayo estén dando conciertos por Estados Unidos a troche y moche, así que nada. The White Stripes seguirán aparcados para Jack White, que piensa dedicar el año que viene a promocionar The Dead Weather, formación que no parece muy del agrado de Gabi a juzgar por su “no cuela…”. Finalmente dos clásicos descartados al 100%: Pulp, que tal y como ya les habíamos anunciado no piensan reunirse y don Neil Young, cuya presencia desplazaría a varias bandas del cartel. Además, su probable tournée mundial visitará el viejo continente a mediados de julio, con lo que las fechas no cuadran. Paciencia, y como apunta Gabi, “ya volverá”.

Publicidad
Publicidad