12/09/2009

A poco más de una semana para el esperadísimo concierto que Leonard Cohen ofrecerá en el Palau Sant Jordi de Barcelona, a uno le pasa como […]

A poco más de una semana para el esperadísimo concierto que Leonard Cohen ofrecerá en el Palau Sant Jordi de Barcelona, a uno le pasa como cuando se rompe una pierna y empieza a ver cojos por todas partes. Parece, pues, que las noticias sobre el canadiense van en aumento, lo cual sirve también para hablar de la última aventura de Beck.

No dispuesto a dejar la música de lado después de grabar el notable Modern Guilt, el cantautor de Los Angeles mata el tiempo con The Record Club, un interesante a la par que arriesgado proyecto en el que se reúne con sus amigotes y demás gente del mundillo para versionar algunos de sus álbumes favoritos. Las reglas son tan escasas como sencillas: grabar todo el disco en un solo día y sin haber ensayado, de manera que pueda apreciarse la inmediatez y la viveza de la primera toma, con todo el riesgo que esto conlleva.

A la hora de elegir de momento parece que les ha dado por el año 1967, y después de estrenarse con el clásico The Velvet Undergound & Nico (de The Velvet Underground) ahora han empezado a desgranar una de las obras maestras del poeta de Montréal. Se trata de su debut, Songs Of Leonard Cohen, un LP que debería ser declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO sólo por contener canciones de la talla de ‘Suzanne’, ‘Master Song’, ‘Sisters of Mercy’ o ‘So Long, Marianne’ (por no citarlas todas). Al ritmo de una por semana, Beck irá colgando en su página web las covers de los 10 cortes que conforman el disco, que ha versionado, entre otros, con la ayuda de Devendra Banhart o los chicos de MGMT.

Ya hemos podido escuchar lo que hicieron con ‘Suzanne’ y ‘Master Song’, y de momento no han estado a la altura, qué quieren que les diga. Ese estilo groove y las palmaditas pueden llegar a tener su qué, pero los coros de voces y esa especie de rapeo son más bien infumables (¡que no lo oiga Leonard!). Habrá que ver durante las ocho próximas semanas cómo han tratado al resto de canciones Beck y compañía y comprobar si consiguen salvar los muebles o si, por contra, confirman lo que nos tememos: que se han cargado una de las obras más importantes de la música contemporánea.

Publicidad
Publicidad