22/07/2009

Qué quieren que les diga, por mucho que haya el mismo genio detrás, a mí me gustan mucho más los discos de Bright Eyes que […]

Qué quieren que les diga, por mucho que haya el mismo genio detrás, a mí me gustan mucho más los discos de Bright Eyes que los que Conor Oberst firma con su propio nombre (puede que sea por la influencia de Mike Mogis, porque hay más presión, etc). Por eso me daría mucha pena que la información que publica Pitchfork hoy sea verdad: Conor Oberst se plantea enterrar a Bright Eyes tras publicar otro disco. ¡Con lo bonito que es el nombre! Y la de discos maravillosos que nos ha dado (todos desde Fevers and Mirrors, en mi opinión)… ¡No nos puedes hacer esto, Conor! El propio Oberst comentaba hace poco en Rolling Stone que quería “pararlo en algún punto, limpiarlo, cerrar la puerta y decir adiós“, y ahora es Robb Nansel, el presidente de Saddle Creek (su discográfica), quien afirma que es probable que sólo quede un disco de Conor como Bright Eyes. Lo peor, además, es que tardará en llegar: piensa grabarlo a principios del próximo año, y saldrá a finales de 2010. ¡Buf! Habrá que hacer una sesión de ‘Lua’, ‘Something Vague’, ‘Bowl Of Oranges’, ‘Road To Joy’, y ‘Four Winds’ (o de Monsters of Folk, su proyecto paralelo) para recuperarse de esta…

Publicidad
Publicidad